Bienvenidos a Cusco

INKAFE… mucho más que un café
(Luís Castañeda "Luchin")

...El Inkafé no es un restaurante grande. Son pocas mesas en un lugar pequeño pero siempre lleno. No en vano los mejores manuales de turismo ya lo destacan entre sus favoritos y por supuesto, el boca a boca ya lo ha posicionado entre el público extranjero que visita la ciudad. Pero vayamos al grano y describamos la carta para ver si usted coincide conmigo en que hay que visitarlo y probarlo.

Comencemos por los sánguches. Si bien Erica insiste en que su hamburguesa es insuperable, yo me quedo con el fastuoso, voluptuoso y desproporcionado pizzaiola: mozarella, pechuga de pollo, jamón, aliño especial, todo dentro de un gigantesco ciabatta que hace agua el paladar. ¿Cómo comerlo? Pues cortado en tres partes, con la mano y servilleta al lado pues parte del asunto es chuparse los dedos con el harto jugo que suelta. En el caso de las ensaladas, pruebe la mejicana con palta, tocino, pechuga de pollo marinada y olvídese del colesterol. Sin embargo... Continuar leyendo